25 julio, 2016

Consejos

Consulte con su abogado. Si desea tener una opinión neutral acerca de nuestra contratación, acuda a una figura que le resultará más cercana, la de su abogado/ letrado. Ellos nos conocen y saben lo que podemos hacer o no, y podrán confirmar o desmentir aquellas dudas que le pudieran quedar.

No solicite acciones ilegales. Aunque resulte la opción más sencilla, no intervenimos conversaciones Whatsapp, ni realizamos ninguna actividad que la ley no permita. Lo pagaríamos caro si así lo hicieramos, tanto nosotros como usted. Ciertamente, en ocasiones los clientes más guiados por su ignorancia que por su malicia creen que contratar un detective privado supone carta blanca para determinadas acciones, y nada más lejos de la realidad. No serviría en un Juzgado y no sería legal.

No mienta a su detective. Él no le va a juzgar. No lo haría con su abogado, y tampoco debe hacerlo con nosotros, y no decirnos la verdad dificulta nuestra tarea, y eso significa una mayor inversión de tiempo y dinero y una menor optimización del resultado final. Y usted no quiere contratar un detective y al mismo tiempo, obstaculizar su trabajo, verdad?

No adelante trabajo por su cuenta, o a través de aquel primo, o del sobrino de su vecino. Si son descubiertos, nos dificultará mucho el trabajo. Y adivine quien lo lamentará más, usted.

Libérese de prejuicios. No hacemos sólo infedilidades o temas, nuestro campo de actuación es amplísimo, y siempre podemos aportar nuestra ayuda. Por preguntar no se pierde nada, y quizás pueda ganar mucho, así que  por lo menos, ¿por qué no plantear el problema y preguntar? Estaremos encantados en resolver sus dudas.